02 CATÁLOGO

Por Materia

Orquesta de cámara

En el cuerpo vacío del presente, un grito (2001)

Recitador/a y orquesta de cámara. Textos de Pilar Martín Gila.


Texte alternatif




Plantilla: 2.1.1.1 | 1.0.1.1 | piano | 2 perc | 2.2.3.2.1
Solista: Recitador (masculino o femenino)
Fecha: 2001
Duración: 11'
Texto: Y no hay nada más, de la colección de poemas Para no morir ahora, de Pilar Martín Gila.
Encargo: Sociedad Estatal España Nuevo Milenio, Ministerio de Cultura.
Estreno: Auditorio de Galicia, Santiago de Compostela, 20/6/2001.
Teresa Gómez Hermida (recit.), José de Eusebio (dir.), Proyecto Guerrero.
Partitura: Pygmalión 0411E. ISMN: M-801206-05-3
Distribución y venta: TRITÓ [comprar]
Grabación: Radio Nacional de España (Radio Clásica).
Comentario: En el cuerpo vacío del presente, un grito... es obra nueva, que se estrena hoy, y requiere un recitador y una orquesta de cámara [...]. Está compuesta a partir de un magnífico texto de la escritora segoviana Pilar Martín Gila (Aragoneses, 1962), con la que Blardony ha colaborado ya en alguna obra anterior. En esta ocasión, el compositor le hizo a la escritora una petición expresa y abstracta: quería un texto con elementos perdurables, con presencias que sobrevivan a los cambios. Y lo obtuvo. A Blardony le gusta mucho trabajar con "presencias", o sea, con músicas o fragmentos de músicas, suyas o de otros compositores, que, sin llegar a hacerse notar del todo, están presentes de una u otra manera. Así, en Tiempo cautivo, la obra sinfónica que acaba de valerle el Premio Tarragona, resuena la música de Tomás Luis de Victoria. En la obra que hoy se estrena, el juego de presencias es a tres bandas: está compuesta a partir de 15 Miniaturas, una obra suya anterior que, a su vez, está compuesta a partir de reflejos de obras suyas anteriores (que, a su vez...). Pero se trata siempre de pistas escondidas, de claves privadas, tan imprescindibles a la hora de disparar la inspiración del autor como innecesarias para la escucha. El texto de Pilar Martín Gila va siendo recitado en paralelo a la música de Sergio Blardony. En paralelo, efectivamente, como pasa siempre en las buenas composiciones con texto: palabras y música construyen sus mundos dramáticos, o líricos, o trágicos, o lo que sea, como las vías del tren, que caminan juntas pero guardan las distancias. Al influjo de la cercanía, y a algún que otro contacto transversal, Blardony los llama presencias.
Álvaro Guivert (notas al programa, 20/6/2001).
Documentos: Texto y notas al programa