02 CATÁLOGO

Alfabético

4 HOLOGRAFÍAS POÉTICO-SONORAS: I. Huella de la voz inmóvil (2007)

Saxofón barítono y ensemble (9 instrumentos). Dedicada a Ricardo Capellino y al Ensemble Espai Sonor.


Texte alternatif




Plantilla: 1[muta G fl].1[muta c.ing].1[muta cl.b].0 | 0.0.0.0 | piano | 1 perc | 1.0.1.1.0
Solista: Saxofón barítono
Fecha: 2007
Duración: 13'40"
Encargo: Mostra Sonora de Sueca.
Estreno: 4ª Mostra Sonora de Sueca. Claustro de la Biblioteca Suecana, Sueca (Valencia), 15/6/2008.
Ricardo Capellino (sax), Voro García (dir.), Ensemble Espai Sonor.
Partitura: Babel Scores.
ISMN: 979-0-2325-1547-2.
Grabaciones: Mostra Sonora de Sueca.
Comentario: Huella de la voz inmóvil es la primera obra de la tetralogía 4 Holografías poético-sonoras, donde cada pieza participa de una visión poética fundamentada en una interpretación sobre la esencia de la técnica holográfica: la visión del objeto desde tres diferentes puntos de vista estructurales (dimensiones formales), que se producen en una sucesión de acontecimientos paralelos en el tiempo, dando lugar a la inestabilidad propia de un tiempo “liso” (según el concepto desarrollado por P. Boulez). La técnica holográfica permite que lo contemplado adquiera volumen, distancia y profundidad. Estos parámetros se trasladan al campo musical según una interpretación simbólica subjetiva, que permite la elaboración de una forma insrita en los elementos esenciales con que la música se manifiesta: sincronía y diacronía. [...]
En esta primera obra de la tetralogía, el objeto –asumido por el ensemble- se muestra de forma desnuda y con una concepción del relieve extremadamente sutil. Existe el movimiento, sí, pero es un movimiento circular, continuo y automatizado. Los acontecimientos sonoros se producen sin apenas expresividad. Se podría decir que constituye una especie de esqueleto musical, donde la forma se presenta esquematizada, ausente, como sin alma o con el alma congelada. Los elementos melódicos se escuchan desnudos; la armonía es clara y carece de tensión. Podríamos considerar que se trata del objeto mismo, que se fundamenta en su elemento generador: la melodía correspondiente a la primera dimensión de la estructura musical; al fin y al cabo, el elemento simple que se muestra sin ambages ni dobles sentidos.
Documentos: Comentario completo