02 CATÁLOGO

Alfabético

4 HOLOGRAFÍAS POÉTICO-SONORAS: III. Dieser satz liegt in der luft (2006)

4 saxofones, piano y 2 percusionistas. Dedicada al Sax-Ensemble.


Texte alternatif




Plantilla: 4 sax (S.A.T.Bt) | piano | 2 perc
Fecha: 2006
Duración: 12'
Encargo: Fundación Sax-Ensemble.
Estreno: Ciclo Música para el tercer milenio (Música en la Autónoma). Auditorio Nacional de Música, Madrid, 16/12/2006.
José Luis Temes (dir.), Sax-Ensemble.
Partitura: PDF (edición del autor).
Grabaciones: Radio Nacional de España (Radio Clásica).
RTVE
Emisión: RTVE, Los conciertos de La 2, 21/1/2007.
Comentario: Dieser Satz liegt in der Luft es la tercera obra de la tetralogía 4 Holografías poético-sonoras, donde cada pieza participa de una visión poética fundamentada en una interpretación sobre la esencia de la técnica holográfica: la visión del objeto desde tres diferentes puntos de vista estructurales (dimensiones formales), que se producen en una sucesión de acontecimientos paralelos en el tiempo, dando lugar a la inestabilidad propia de un tiempo “liso” (según el concepto desarrollado por P. Boulez). La técnica holográfica permite que lo contemplado adquiera volumen, distancia y profundidad. Estos parámetros se trasladan al campo musical según una interpretación simbólica subjetiva, que permite la elaboración de una forma insrita en los elementos esenciales con que la música se manifiesta: sincronía y diacronía.
Lo que diferencia Dieser Satz liegt in der Luft de las otras piezas de la tetralogía es que en ella prevalece la contemplación libre y aleatoria del "objeto" (la estructura musical resultante, con sus 3 dimensiones integradas). Es el espectador el que decide dónde mirar. Los crecimientos climáticos son constantes y la diferenciación tímbrica provoca una mirada en relieve, un movimiento que va de un lado hacia otro, de manera inquieta, sin un orden preconcebido pero conformando un discurso, un discurso musical verdadero. Las voces entran y salen, se alternan, se apoyan o actúan a modo de contrastes. Hay color, hay forma reconocible, hay ritmo, hay silencio, espacios, planos, alternancia, variación, imitación, discusión, matización, desarrollo, complejidad... Se podría hablar de que el resultado sonoro es una interpretación “humana” o “humanizada” del "objeto", con voz propia, la que le proporciona una visión exterior, sí, pero interiorizada.
La cuarta obra de la tetralogía asume las otras tres, correspondiéndose con la idea de geometría fractal, donde se puede reconocer la fracción, o el paso de una dimensión a la siguiente, como un valor con entidad propia. Así, podríamos considerar que el conjunto de las cuatro obras formaría una visión cuatridimensional, una visión holográfica de tres visiones holográficas paralelas, que se van a desarrollar en un mismo intervalo temporal.